Pagina web y posicionamiento

Páginas Web y Posicionamiento

La imagen online

Es sabido que toda empresa necesita desarrollar su imagen online. Para ello, lo primero que ha de hacer es ganar presencia online a través de plataformas como Comercio Inteligente, así como disponiendo de Página Web propia. Pero, ¿cuál es el siguiente paso? La ignorancia de las empresas respecto a la presencia en buscadores es alta, por ello vamos a explicar la situación actual del mercado y las soluciones más comunes.

Lo primero es saber para qué estamos en Internet. El motivo es conseguir nuevos clientes y fidelizar a los actuales. Cada vez que un potencial cliente desee adquirir un producto o servicio, conoce primero sus opciones, y en función de sus impresiones, consulta las empresas que mejor se adaptan a sus necesidades. Esas empresas a las que consultar las decidirá en función de la imagen online de cada una de ellas.
El gran problema que desconocen las empresas es que una Página Web es como un folleto, si no se reparte nadie lo conoce. Ser de los primeros en listas de buscadores como Google, permite recibir un número enorme de visitas, que por estadística provoca más compradores. El análisis de estos buscadores para posicionar lo realizan, entre otros parámetros, analizando el número de visitas a la Web desde diferentes sitios. Sin embargo, es el tiempo necesario para ello lo que deben comprender las empresas.

¿Cómo posicionar mi página web?

Existen 2 tipos de posicionamiento: con alto coste y de bajo presupuesto o gratuito. Dado que la mayoría de empresas no disponen de presupuestos muy elevados para ser los primeros en los buscadores por motivo económico, nos centraremos en el segundo caso.

Estamos hablando de un mercado muy desarrollado, con empresas que llevan trabajando el SEO muchos años, y otras que gracias a elevadas partidas presupuestarias en publicidad se han posicionado en los primeros puestos. ¿Qué puedo hacer para darme a conocer en Internet? Lo primero, olvidarse de que en el corto plazo (de 1 a 3 meses) los resultados van a ser visibles. Se trata de un trabajo constante, que busca impulsar a la empresa en el medio y largo plazo. El problema es que, sin ello, el futuro va a ser muy complicado. Dependemos de las nuevas tecnologías hoy en día, y su crecimiento reduce el impulso de los métodos tradicionales, aunque, sin embargo, es posible adaptarnos e ir mejorando notablemente en el medio online a medio plazo para mirar al futuro de forma optimista.

Crea un plan de marketing

El posicionamiento más común se lleva a cabo a través de Redes Sociales. Se plantean objetivos, como dar a conocer la empresa o promocionar un determinado producto o servicio, y se establece un Plan de Marketing. Con ello, se escoge el público objetivo, los plazos para llevarlo a cabo, y el presupuesto disponible si lo hay. Las más habituales son Facebook, Instagram, LinkedIn, Twitter, Youtube y Google Adwords.

Cada campaña ha de ser lo más visible posible, por lo que siempre será mejor aparecer en todas ellas o, al menos, en la mayoría. Dado que nuestra imagen online nos define, estas campañas también deben hacerlo. Un potencial cliente siempre debe reconocer nuestra empresa en cada campaña que hagamos en cualquier Red Social. Una vez planificado el Plan de Marketing, se ejecuta. Campañas periódicas, con objetivos y presupuestos definidos, y una intención de crecimiento progresiva. Dado que cada campaña dispondrá de un mínimo de visualizaciones (en función del presupuesto) en cada una de las Redes, su posicionamiento mejorará.

Es importante también saber que al potencial cliente se ha de suministrarle información de calidad. De nada sirven imágenes y textos simples, no es motivo suficiente para que sigan a la empresa y se involucren. Además de potenciar la imagen, promociones y campañas atractivas para ellos siempre tendrán mayor repercusión. Con estas pautas, y sobre todo con mucha constancia, poco a poco la repercusión de cada acción será mayor, las visitas a la Página Web aumentarán y, por tanto, el posicionamiento. No hay motivo para esperar a que las ventas de la empresa decaigan y sea tarde para competir online, aún están a tiempo para comenzar el proceso de desarrollar su imagen y ser competitivos.